Rock emergente: Zoviet en el Caradura

Por Cristina Ochoa García

La mirada de admiración que es emitida tras bambalinas, se refleja en un par de ojos azul turquesa invadidos de anhelo y expectativa. Lo que el músico oriundo de Ensenada, Baja California, no sabe, es que ello está muy próximo a ocurrirle.

Ser la banda que abre la tocada de un grupo cuya trayectoria en el rock mexicano resulta atrayente e impactante no debe ser algo fácil; más, cuando las barreras del lenguaje resultan un elemento importante; aunado a ello, el nervio que debe provocar el presentarse en Caradura, uno de los recintos más sobresalientes para la escena musical independiente en México, debe ser abrumador.

Foto: Cristina Ochoa

Y sin embargo, Alexander Rudametkin y compañía hicieron suyo el escenario que estaba a espera de que Disidente saliera a dar su show.

Con un sonido que privilegia la guitarra, defiende con el bajo y amaga con la batería, Zoviet presentó un setlist, la mayoría de en español, que atrajo a un público de edad variada, pero cuya presencia en el lugar unía un elemento: el gusto por el rock.

Y es que, ¿qué puede animar más a los espectadores que el convencimiento genuino de lo que el artista está presentando? Joaquín Sabina dice que sus cantantes favoritos no tenían una voz melodiosa, pero sí un estilo marcado, atrayente, de ahí su amor por Chavela Vargas. Y es justo la peculiar expresión que la voz del cantante y la agitación de los músicos lo que logra que la banda tenga empatía con los asistentes a los que se enfrenta.

Foto: Cristina Ochoa

“¡Esta madre prendió bien cabrón!”, comentó uno de los asistentes al bar, quien como muchos de los presentes, escuchaba por primera vez la propuesta musical del grupo que nació en California.

A través de canciones como “Dame más”, “Imposible” y su nuevo sencillo “Animal”, Zoviet logró que el público de Disidente se volviera también el suyo.

Se podría decir, como en una frase muy utilizada por los mexicanos, que donde Chuy Flores pone el ojo, pone la bala. El productor que ha trabajado con grupos como Jumbo y ha estado nominado al Latin Grammy, se encuentra detrás de este proyecto que promete mucho para la escena del rock en el país.

El auge del grupo conformado por el canadiense Nate Gignac, los estadunidenses David Allen y Matthew Denis, liderados por el mexicano Alexander Rudametkin resulta impresionante: sólo dos presentaciones en la Ciudad de México, algunas más en el House of Blues, de San Diego y más de 300 mil reproducciones en menos de cuatro meses y sin la edición física de su cd Génesis, algo que los fans en sus redes sociales ya reclaman.

Por un espacio que deja ver la cortina que separa el escenario de la barra de bebidas en el bar de la Condesa se puede ver al rubio de cabellera larga asombrado con la presentación de Disidente, con la energía de su vocalista y la enjundia de su público.

Lo que el mexicano anhela, espera y muy probablemente verá dentro de poco tiempo, es esa pasión emitida por ambos lados del recinto, pero en sus shows. Total, who said you can get what you need?

Zoviet se presentará el próximo sábado 3 de junio en el festival Anónimo, junto a bandas como Porter, Technicolor Fabrics y Los Amigos Invisibles.

Foto: Cristina Ochoa

Foto: Cristina Ochoa

Foto: Cristina Ochoa

Foto: Cristina Ochoa

Foto: Cristina Ochoa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *