Un rapero en México, lecciones de la calle

El capitán de su calle

Texto y fotografías por Cristina Ochoa

@TheCris8a

 Porque no quiso ser estatua de sal
le llamaban todos “culo inquieto”,
aparentaba ser un tipo normal
pero guardaba un secreto.
Y, aunque nadie daba un duro por él
se volcaba tanto en los detalles
que sin llegar a nada llegó a ser
el capitán de su calle. 
Joaquín Sabina – El capitán de su calle

Las ventanas y el cancel que protegen al local donde se venden artículos para skates, grafiteros y ropa hip hopera se cimbran por el sonido emanado de las bocinas al interior.  Dentro, el negocio está fundado de colores neón que empaquetan plumones y pintura que se convertirán en arte callejero; playeras y sudaderas estilo urbano; y justo al fondo, se encuentra una vitrina donde se muestran discos de artistas independientes, seguida de un sillón de piel negro y en la esquina superior izquierda, se encuentra el amplificador de sonido que acompaña a los tres jóvenes y la chica que se encuentran en el lugar.

Hoy toca que Nedman se una a su crew “Empiriko, que son quienes lo acompañan no solamente en el negocio. Son parte de todo un equipo de trabajo que colabora con él en el proyecto “Nedman Guerrero”.

Es moreno claro, 31 años, ojos color café, trae el pelo a rapa; viste una playera negra holgada y un short verde militar. En 2002 comenzó su carrera musical, cuando el ser rapero independiente era para muchos, todavía un sueño.

-Ned significa necesidad en disuadir. Y el significado es como disuadirme a mí. – dice el hombre que mueve las manos mientras habla, como si de una batalla de rap se tratara. Es indudable, el hip hop está inmerso en todos los aspectos de su vida, se nota en el tono de su voz, que tiene un sonido y ritmo singular.

Creció en la colonia CTM Culhuacán, en la delegación Coyoacán. Un sitio donde el rap ha sido en las últimas fechas, uno de los géneros musicales más escuchados por los jóvenes, y algunos no tan jóvenes. Pero Vinicio, su nombre real, comenzó su carrera cuando aún las Tecnologías de la Información y Comunicación no eran un apoyo para aquellos interesados en promover su trabajo sin necesidad de recurrir a las grandes casas discográficas.

-Nosotros empezamos, bueno yo empiezo en el hip hop a través del mi alias el “Ned”. Ya en el medio del grafiti comienzo a conocer más del rap, escuchar la música, así fue como me fui involucrando, aproximadamente a los 15 años.

Ahora las nuevas generaciones tienen más acceso, inician a más temprana edad y no era muy conocido el rap o la cultura del hip hop. No tenía el auge que ahora tiene.

En esos tiempos (sic) era el rap en inglés. Teníamos un amigo que su familia iba a Estados Unidos y trajeron unos discos. Yo empecé escuchando el rap de Nueva York, no sé, Wu tan clan, Mobb Deep, Nas, son mis mayores influencias.

Estudié una carrera en ingeniería, pero actualmente estoy enfocado cien por ciento al hip hop.

En su adolescencia inició lo que se convertiría en un proyecto musical que ahora es referente para los jóvenes de la colonia  y del mundo del hip hop en español, que como él, buscan acercarse a este estilo creando nuevos proyectos en plataformas como Youtube.

“Cambié de barrio y de edificio, más no de juicio”

17 mil 900 likes en Facebook, colaboraciones con artistas extranjeros. Él no lo puede creer a pesar de 13 años dentro de la escena musical.

-¡¿Cuántos dijiste?!, ¿en serio? – dice con sorpresa.

-Si, y eran más, sólo redondeé el número. ¿Cómo le haces para no “perder el piso”?- pregunto.

-Eso es algo que muchas veces me han preguntado. A veces en las tocadas hay una zona reservada para los artistas. Un backstage, una zona VIP. Pero no me gusta estar ahí, prefiero estar entre el público.

Mi papá es de Oaxaca, mi mamá es de Monterrey. Yo nací en la Ciudad de México, pero mi familia es gente trabajadora,  todas son personas humildes, me han inculcado esas cosas.

No puedo actuar de otra forma. – comenta mientras agita las manos como si un beat se encontrara de fondo incitándolo a cantar.

Tras más de una década en el negocio musical, Arnold, como lo conocen también algunas de las personas que habitan en la colonia, se comporta de manera sencilla, y recurre en muchas ocasiones a hablar de un “nosotros” porque sabe que sus logros no han sido únicamente personales.

Es un claro ejemplo de que las mejores lecciones de la vida, no se adquieren en un salón de clases, sino en la calle. Su música habla de la gente que lo rodea, su familia, de lo que pasa a su alrededor, de su colonia; y  sin embargo, sus letras no abarcan temas políticos o inmersos en la agenda mediática.

-Considero a veces que mucha gente es oportunista al ocupar un tema. Yo creo que a veces sin decir ese nombre, o sin decir ese tema que está sonando en las noticias y en todos lados, aporto con mi música. Esa es la manera en la que puedo defender y aportar algo

-Y ¿por qué no afiliarte a una disquera?

-Porque trabajar de manera independiente en la música es como he podido desarrollarme mejor. No tengo limitaciones con respecto a lo que tengo que hablar, o en el tiempo en el que tengo que trabajar. Si quiero producir de manera muy rápida y sacar un disco en dos meses o si quiero llevarme un año. Trabajar en una disquera si es un apoyo, yo lo probé al principio. Pero también hay mucha gente involucrada en las disqueras que no aprecian el hip hop, no saben del hip hop y  lo único que les interesa es el dinero.

El rap es de la calle, surgió en la calle y la mayoría de las personas que lo escuchan es gente que está en los medios del grafiti o que está en el rap. Nuestros toquines quizá no son de miles de personas pero tenemos un  público, hay gente que le gusta y que consume nuestro rap.

No digo que no me miren

El estereotipo sobre ciertos sectores de la población es siempre un problema. El rapero sabe que sobre los hip hoperos hay uno muy claro: delincuentes. Para las personas que piensan eso, el grafitero, skate, y MC escribió un tema:

No digo que no me miren, digo que no se claven 
Realmente lo que traigo dentro ustedes no saben,
No saben cómo es que yo funciono
Mi vestimenta, ojos rojos o mi piel mi tono
Así que…

-Yo creo que actualmente la visión del rapero sigue igual, cuando te ven a veces cómo vistes, el color de la piel o lo que sea. Hay muchos juicios.

-La gente juzga a las personas por la apariencia. Hay gente que vale mucho y no la conocemos, simplemente por cómo la vemos.

Es muy difícil eso, y algo he mencionado en mis temas. En todo este tiempo de los años que llevamos, o bueno yo, nunca he dejado esto ¿no? Hay gente que estuvo dos años y se dio cuenta que era algo muy difícil, algo que era también difícil el que tu hijo fuera un rapero.

Son cuestiones difíciles. Ahora en el hip hop hay dinero ahora hay mucha fama, muchos toquines. Ahora toda la gente tiene interés en el hip hop, todos quieren ser famosos, todos tienen un proyecto.

No hay vida sin sacrificio…

Arnold, Vinicio, Nedman, no importa cómo lo llamen. Él sabe de dónde viene y a dónde va. 13 años después, en el recuento de los daños se incluyen  cinco discos en físico: La vía del guerrero (2014), El sampler de mi vida (2012),  El Culhhuacan beats (2010), El Distrito y sus historias (2007), Hip hop el vicio (2005); dos proyectos por internet: Instrumentales Nedman Guerrero vs Bungalo dub; su tienda de artículos llamada Empiriko donde vende artículos propios bajo la misma marca, y miles de seguidores. Dicen que el que persevera, alcanza.

-Cuando nosotros empezamos, hubiera sido bueno que alguien nos dijera cómo hacer las cosas. Te digo, han sido bastantes años esforzándonos pero a gusto realmente. El rap me ha dejado muchísimo he conocido muchísimos lugares, muchísima gente, he viajado mucho. Y todo eso gracias al rap. A veces hasta es difícil llamarlo trabajo, ojalá todos pudieran hacer eso.

Así es Vinicio, así Nedman,  así Arnold. El capitán de su calle, porque surgió en un momento en el que pocos creían en el rap como un estilo de vida y que ahora busca incluso patrocinar a artistas. La vía del guerrero ha sido larga y difícil pero ahora es uno de los MC más populares de la Ciudad de México y una referencia para quienes están o recién se involucran con la cultura urbana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *