INE: presupuesto 2017

El precio de la democracia

(Parte uno)

Por Alberto Ortiz

@Duckiin

Para continuar con la quema de dinero y malas noticias, este 2017 cuatro entidades de la República celebrarán comicios electorales. Coahuila elegirá a su gobernador, 25 diputados y 38 ayuntamientos. El Estado de México sólo renovará al Ejecutivo local. Nayarit a un gobernador, 20 diputados y 20 ayuntamientos. Y para el caso de Veracruz, habrá elecciones en 212 ayuntamientos.

Para la renovación de los 318 puestos elección popular, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el Ejercicio Fiscal 2017 a pesar de la reducción de 300 millones de pesos que aplicó la Cámara de Diputados a la propuesta original realizada por el Instituto.

En cifras reales, el presupuesto que ejercerá el INE este año es de 10 mil 932 millones 449 mil 787 pesos que garantizan la operación de la autoridad administrativa y el financiamiento público que se le destinan a los partidos políticos para sus actividades ordinarias más los gastos que tengan de campaña en los estados donde se renueven cargos públicos.

De manera más sintética, los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM), Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, Morena y Encuentro Social, recibirán dos bolsas enormes de dinero; una para sus gastos ordinarios y otra enorme para que realicen proselitismo en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz.

En la segunda entrega les diremos para qué, cómo y cuánto dinero se le otorgó a cada partido político para dichas actividades. Por lo pronto, vamos de lo general a lo particular y comencemos a preguntar: ¿es necesario destinar tantos recursos (primero) al INE y (dos) a los partidos políticos? ¿No cabría una reducción como parte de las medidas de “austeridad” que ha planteado el Presidente de la República? ¿Para qué sostener a nueve institutos políticos que han perdido fuerza de representación popular y que incumplen con sus documentos básicos? ¿Para qué organizar elecciones si la ciudadanía no va a votar?

Ayer Lorenzo Córdova, consejero presidente del colegiado, anunció que ya no se realizará la construcción de las dos torres que conformarían la nueva sede del Instituto. ¿El INE necesitaba de huertos y áreas verdes para organizar las siguientes elecciones? Si el otrora Instituto Federal Electoral (IFE) no lo necesitó, éste menos.

Regresando al tema del dinero, se destinaron  $764 millones 481,801  para los Procesos Electorales Locales de 2017. Y porque “más vale prevenir que lamentar”, el Consejo General ya está pensando en la elección federal de 2018 y destinó $699,534,390. En más temas, para la “actualización de los procesos electorales registrales electorales” ($218,388,554), “innovación y cambio institucional” ($159,102,153), “infraestructura inmobiliaria” ($79,969,843) y “desarrollo de los valores democráticos, promoción de la participación ciudadana y la educación cívica” ($62,471,999), el INE gastará $1,983,948,740 pesos. Aclaro que esto no incluye el financiamiento que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales les garantiza para sus actividades ordinarias y de campaña.

¿Presupuesto para una elección que ocurrirá en dos años? ¿Poco o mucho dinero a los partidos para los pocos o esperados resultados que arrojan los comicios electorales? ¿A quiénes se les debería reducir sus ministraciones y gastos?

En este contexto y como diría el Presidente: ¿qué hubieran hecho ustedes?

¿El gasto “necesario” para “garantizar” nuestra democracia es congruente con la realidad actual?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *