Nos mintieron sobre el amor…

 

Nos mintieron sobre el amor

 

We were led to believe that each of us is half of an orange, and that life makes sense only when we find the other half. They not told us that we are already born whole, no one in our life deserves to load in the shoulders the responsibility of completing what we lack.

John Lennon.

 

Por Sandra Triay García **

@sandra_triay

 

Todos nos han mentido, así como les mintieron a ellos. El amor no es lo que creemos, el amor no es encontrar tu media naranja.

El amor no es tener una persona que nos cuide cuando estamos enfermos o tristes, no es tener a alguien que nos haga felices y no es ser el “mundo” de nadie. Amor no significa que sea insoportable no estar con la otra persona, no es planear un futuro y mucho menos un “por siempre”.

Todos, todo este tiempo, hemos buscado el amor en todos lados: en la escuela, en el vecindario, en las fiestas, con los amigos, en el metro y en la calle. Nos preguntamos ¿Dónde está el amor de mi vida? ¿Cuándo encontrare al amor de mi vida? ¿Será esta persona el amor de mi vida? Y así se les ha ido la vida a muchos: buscando. Sin darse cuenta que el amor no está en otras personas, el amor es algo propio, individual y único, cada quien lo siente de manera distinta.

Nos mintieron…nos dijeron que el amor viene de otra persona. El amor que otra persona nos pueda tener no es lo que nos hace falta y no es lo que va a sanar nuestras heridas del pasado y a hacernos felices por fin y para siempre. No deberíamos de poner en las manos de otra persona nuestras heridas, miedos y sombras. No podemos esperar que otra persona nos haga felices, no deberíamos esperar que otra persona, solo por amarnos, cure nuestras heridas… porque el amor no es eso.

El amor no nos compromete a nada; para amar sólo se necesita una persona que sienta el amor, no dos. Podemos amar sin que nos amen, amar sin estar juntos, amar en secreto, amar sin que al otro le interese en lo más mínimo nuestro amor y sí, también podemos amar cosas, recuerdos, días, animales, plantas, fantasías…

El amor es inicialmente pasión y la pasión viene de adentro, la pasión que nos lleva a seguir caminos que nos atraen; la pasión es la convicción de que algo, simplemente por existir, nos hace sentir bien y con eso somos felices. El amor no es algo que deberíamos buscar, es algo que surge cuando escuchamos nuestro corazón y sin embargo no nos compromete a perseguirlo o custodiarlo, solo nos deja disfrutarlo.

Sin embargo esta pasión no puede permanecer sin ser cosechada; no puedes amar una banda de música si solo has escuchado una canción y no puedes amar a una persona si no la conoces. Nos mintieron: el amor a primera vista no existe, el sentimiento de amor por alguien no emerge simplemente, enamorarse no es estar enamorado; estar enamorado depende de un proceso que tienes que llevar a cabo día a día con la disponibilidad de observar y comprender al otro.

Para poder amar debemos estar dispuestos a conocer al otro sin esperar que sea lo que nosotros necesitamos, no se puede amar a alguien a partir de las propias expectativas, en ese caso no estás amando al otro tal cual es, estás amando lo que crees que es, lo que crees que puede llegar a ser, estás amando una fantasía. Amar así está fuera de la realidad, porque esa persona no es realmente tan fuerte como pensabas, no es tan inteligente como pensabas, ni tan buena, ni tan mala, ni tan guapa, ni tan tierna, ni tan lo que sea que necesitas para ser feliz.

Y ahí esta otra mentira: tu felicidad depende de otros, sólo el amor del otro puede hacerte feliz. No. La felicidad, igual que el amor, viene de nosotros mismos, cada quien decide qué lo hace feliz, qué lo hace sufrir y en qué medida. Nadie se muere por perder al objeto amado a menos que así lo decida.

Y sí, nos mintieron, les mintieron y mentimos también. Nos dijeron que se morían sin nosotros y siguen vivos, les dijeron que siempre estarían juntos y no lo hicieron, dijimos que nunca íbamos a sentir algo igual y ya lo hicimos, nos dijeron que nunca nos iban a defraudar y lo hicieron.

Creíamos que el amor era buscar ser amado y no amar. Pero nos mintieron, el amor no depende de los otros, el amor no es encontrar en el otro lo que necesitamos, el amor es observar, valorar y disfrutar la existencia del otro tal cual es, sin custodiarlo, sin temer perderlo, es entender que el amor que le tenemos es nuestro y no depende de nada más que de nosotros, ni siquiera de su presencia o ausencia.

 

 

**Egresada de la Facultad de Psicología por la UNAM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografía tomada de: https://www.facebook.com/pages/Puntos-Suspensivos/197387600324220

2 thoughts on “Nos mintieron sobre el amor…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *